20/4/2014

"Mi humor aguanta hasta que pierde el Barça"

Él (catalán, 34 años) no ha venido aquí a hablar de su libro, porque 'La risa os hará libres', según dice, «no es un libro, sino más bien un diario sincero y sin filtro». En él, Dani Mateo, el guapo de 'El Intermedio' con permiso de Wyoming, se mete hasta con su abuela. Será porque su familia «ni lee lo que escribo ni escucha lo que digo».


- En la portada se ha travestido de Marianne, símbolo de la revolución francesa. Y enseña tetilla...

- Como no puedo presumir de tableta estoy tirando de pezón.

- Y habla de técnicas para ligar. ¿Las necesita con esa voz a lo Pepe Navarro?

- En la discoteca no se me oye. A mí la música me ha hecho mucho daño. Para ligar lo mejor es la lástima.

- ¿A las mujeres nos gusta el que nos da pena?

- No. Os gusta el guapo, el de 'Cincuenta sombras de Grey', pero como no suele estar, al final acabáis con el más tierno.

- Tampoco es que usted sea un adefesio.

-Todas las piezas las tengo en su sitio, pero tampoco flipemos. Porque en el momento en que te crees guapo pierdes. Gracias a los que se creen guapos ligamos los torpes.

- Bueno, usted ya estará retirado, con mujer (la actriz Elena Ballesteros), una hija...

- Yo he pasado de ser un león del Serengeti a ser Richard Attenborough. Me tumbo allí junto a ellos y los observo.

- ¿Qué le distingue entre tanto monologuista clónico?

- El patetismo. Soy un tío muy normal en un mundo muy marciano; un adulto que no acaba de crecer, un 'viejolescente'...

- Que quería ser Buenafuente.

- Sí, pero él ahora está muy mayor. Ahora prefiero ser como Brad Pitt. No, en serio, Buenafuente me encanta.

- Pero le acusó de caer en el amiguismo en sus entrevistas.

- Soy un bocazas. Tuve que llamarle para explicárselo. Se compadeció de mí y me dijo: «No sufras joven 'padawan', te perdono». Para mí, él y Wyoming son héroes.

- ¿De qué le ha liberado la risa?

- La risa te hace libre del miedo que da vivir. Te sirve para saber que el puesto que ocupamos en el mundo es anecdótico. Somos una broma en el universo.

- ¿Esa barba suya es 'hipster'?

- Más bien he creado tendencia. Llevo barba desde que tenía papada. Fui gordo de pequeño, y el que es gordo de pequeño es gordo interiormente para toda la vida. Me dejé barba para ocultar la papada. Ahora soy delgado, gracias a que como poco, pero temo que la papada reaparezca si me afeito.

- Como niño gordo que fue, ¿cómo ve a Ada Colau?

- Hay gente en la que prefiero no pensar. Hablo de Alfonso Rojo y de Sostres... Si no te gusta Ada Colau pues critícale el discurso, pero argumentar que está gorda...

- Dicen que los humoristas en su vida privada suelen ser un poco amargados.

- Todos llevamos a casa nuestra peor versión porque ya le hemos ofrecido al mundo la mejor. Uno llega a su casa a derrumbarse. Pero al humorista se le perdona menos.

- En su libro también habla de fútbol. ¿Es del Barça?

- No me pregunte por ese tema porque ahí sí que se acabó. Mi humor aguanta hasta que pierde el Barça. Ahora mismo estoy de luto.

- ¿Cómo ve que Artur Mas no fuera al Congreso?

- Mas vivía de la sensatez y de la moderación, pero se ha inmolado. Si en España viéramos el lugar que ocupamos en la geopolítica, nos pondríamos de acuerdo. Somos unos desgraciados. O nos unimos o nos arrollan.

- No está por la independencia de Cataluña, intuyo.

- No, pero la consulta debe hacerse. Ya es tarde para pararla. Y no tengo tan claro que salga que sí.

- Creo que su abuelo le contó un chiste antes de morir.

- Se ha muerto hace poco. Y en sus últimos momentos, en el hospital, no sabíamos si estaba llamando a la enfermera, pidiendo agua... Me acerco y me dice: «Esto es una monja, una soltera y una prostituta que viven en un piso...». Él me enseñó a contar chistes, y muy inapropiados para mi edad.

Fuente: LaVerdad.es

15/4/2014

"Se está imponiendo el miedo y eso es paralizante"

Dani Mateo es presentador y actor, periodista de formación y payaso de vocación, aunque él se define como "un bocazas", trasunto de la figura del clásico bufón que le ha servido para publicar su primer libro,

"La risa os hará libres", en el que reivindica que "la risa siempre es mejor que el miedo".
El presentador de "El intermedio" y habitual monologuista de "El club de la comedia" ha recopilado en "formato de libro", que hoy publica Planeta, lo que él define en una entrevista con Efe como el "diario perplejo de un mundo confuso".
Agrupados en epígrafes como "Tiene que haber de todo, incluso políticos", "Hacerse mayor" o "No mezcles...", el humorista catalán (Barcelona, 1979) quiere reivindicar el humor "en estos tiempos grises", y por eso aparece en la portada de su libro remedando el famoso óleo "La libertad guiando al pueblo", de Eugène Delacroix.

"La risa siempre es mejor que el miedo, no quiero criticar ni desacreditar la acción política, pero estamos en una sociedad donde se está imponiendo el miedo, y eso es paralizante", explica.
Y resume la filosofía de su libro recurriendo a una imagen familiar: "Tengo una foto de mi abuelo comiendo rata en un caldero y sonriendo porque el de al lado le está contando un chiste. Eso es un gran logro, poder ser feliz en las peores circunstancias. Eso no quita para seguir trabajando y para mejorar las cosas".

"La risa os hará libres" es un volumen "políticamente incorrecto e incoherente, a ratos es ofensivo, a ratos lamentable, pero muy de verdad -asegura-, porque así somos la mayoría de la gente".
El también conductor del programa de radio "Yu: No te pierdas nada", en los 40 principales, tampoco pretende dogmatizar ni molestar: "Me he propuesto como objetivo vital hacer reír a otros y confiar en que ese otro piensa que soy buena gente, que no hablo con intención de ofender".
En ocasiones, este último matiz no es apreciado, porque "nos creemos muy importantes", asegura, y en muchas ocasiones "se confunde reír con frivolizar".
En ese campo tiene experiencia en "El intermedio", un programa al que "incluso los más críticos tienen que reconocer que ayuda a la paz social", asegura, en una época "muy crispada, de gente muy encabronada".
El humor, explica, "ayuda a relativizar las cosas, pensar mejor y con más claridad", y se muestra en desacuerdo con quien critica al programa porque sirve para que el público se aleje de la realidad: "Reírse de los problemas no es hacerlos desaparecer".

El Gran Wyoming -"un cómico a su pesar, si no fuera tan gracioso sería un gran intelectual", asegura-, y Javier Cansado han prologado su libro, y ambos están en una larga lista de profesionales que le enseñaron a "amar la risa", desde Buenafuente a Pepe Rubianes, pasando por Les Luthiers o Roberto Benigni.
El detonante para escribir sus monólogos suele ser una idea "rumiante" que se le queda en la cabeza, que le molesta o le causa ciertos "miedos", y a la que da vueltas como mecanismo de "defensa".
"El mundo es más complejo que nunca y nosotros seguimos siendo los mismos monos que se peinan. De ese contraste nace el humor", abunda.

Dani Mateo estudió Periodismo en la Universidad Autónoma de Barcelona y empezó a trabajar en radios y televisiones locales, y ahora recuerda, con la ironía que siempre salpica la conversación, que como periodista ha "fallado": "Lo estudié porque fue la manera que encontré de ser payaso sin darle un disgusto a mis padres".
No obstante, cree que su vocación de cómico tiene algo que ver con el periodismo: "En el fondo estoy contando el mundo a través de mi filosofía vital, haciendo periodismo. Con eso engañé a los profesores y me dieron el título".
Aunque explica que "un cómico no es un intelectual ni un líder de opinión", no rehúsa opinar sobre el referéndum de Cataluña: "Si le quitan parafernalia, banderas y cánticos, por ambas partes, al final es un tema de pasta, y creo que ahí sí hay algo que negociar".

Fuente: Yahoo.com
Entrar